Ay que rica mamada se manda mi hermosa novia. Ella se desnuda poco a poco y la neta se ve muy sabrosa. Así que los dos nos metemos a la cama y ella me la agarra con sus dos manos. Se la mete hasta el fondo de su boca y me la chupa una y otra vez. Me la deja bien parada y lista para que se la meta hasta el fondo de su panochita.