La otra vez me chingue a mi vecina que la verdad esta bien chichona, así que los dos nos metemos a la cama y ella me chupa la verga con muchas ganas hasta que me la deja bien dura, así que la pongo a cuatro patas en la cama y le abro las nalgas, le meto la verga hasta el fondo y le doy una gran cogida hasta que la hago acabar a chorros.