Esta esposa infiel le pone el cuerno a su marido cada vez que puede y quiere, así que esta vez aparece cogiendo con el plomero, ella lo seduce con sus pinches chichis y se la mamada hasta que se la deja muy dura, se desnuda por completo, se monta encima de el y se deja coger por la panocha hasta que le deja bien mojada.