La otra vez mi compadre se puso tan borracho que yo me aproveche de la comadre y es que me la lleve a una de las habitaciones donde ella se baja por los chescos y me la mama bien rico, me agarra la verga con sus dos manos y se la mete hasta el fondo de su boca, me la chupa con muchas ganas hasta que me vengo encima de su cara que le queda llena de mecos.