esta morrita le gusta y mucho tragarse los mecos y es que dice que saben bien rico, así que esta vez se encuera por completo y se mete a la cama con su wey, donde los dos se ponen a coger bien duro y ella se deja que se la meta en toda clase de posturas sexuales, al final se agacha y se la mama con muchas ganas hasta que lo hace venirse a chorros.