Y si le pongo el cuerno a mi mujer con la secretaria y es que cansa coger con la misma vieja de siempre, así que aveces me escapo con mi secre a un motel que hay aquí cerca de mi trabajo, donde nos pasamos las tres horas cogiendo como los conejos en celo.