Esta mexicana es tan puta que le da las nachas a su patrón y todo por un aumento de sueldo, así que los dos salen de la chamba y se van a un pinche motel ahí por la zona rosa donde les cobran 150 varos por 3 horas y vaya que si las ocupan y es que se echan un buen palo, donde ella le chupa el pito hasta que se lo deja bien parado, así que se monta encima de el para que se la meta hasta el fondo de su panocha y se la coja sin cesar hasta que la hace acabar con tremendo orgasmo.