Mi cuñada es toda una puta y es que la otra vez nos quedamos a solas ella me sedujo con sus ricas tetas, me llevo a la cama y me la chupo bien rico hasta que me dejo la verga bien parada, así que la pongo a cuatro patas en la cama y se la meto hasta el fondo de su panocha, no paro hasta que la hago acabar una y otra vez.