Mi cuñada y yo la pasamos muy bien en la cama, pues ella me sedujo y me hizo una buena mamada hasta que me puso la verga bien dura, así que se monto encima de mi verga y comenzó a darse de sentones hasta que ya no puede más y la hago tener un espectacular orgasmo que nunca olvidara.