Mi esposa es toda una puta y es que le gusta que se la meta por el chiquito, así que la otra vez los dos nos echamos un bue palo, donde ella me la mama con muchas ganas hasta que me deja la verga bien dura, así que se pone a cuatro patas en el suelo y madres como va se la meto hasta dentro de su culo y la hago acabar una y otra vez.