Mi esposa y yo nos encanta coger a todas horas y en todos lugares, así que la otra vez nos grabamos este video xxx en un motel de paso, donde los dos nos metemos a la cama encuerados y ella se ve espectacular y es que sus chichotas las tiene bien sabrosa, así que la beso, le chupo los pezones y le meto los dedos por la panocha, la dejo lista para darle una gran cogida con mi verga provocando que sus tetas reboten de un lado al otro hasta que la hago acabar a chorros.