Mi linda esposa es toda una puta y es que le gusta cumplir cada una de sus fantasías sexuales, así que esta vez tenia muchas ganas de estar con dos hombres, así que invite al compadre y los tres nos pusimos a coger en un tremendo trio sexual, donde ella nos la chupa a los dos hasta que nos deja la verga bien dura, así que yo se la meto por la panocha, mientras ella se la mama hasta que la hacemos tener un espectacular orgasmo.