Mi novia y yo nos quedamos a solas en casa de sus padres. Así que aprovechamos para coger muy duro. Ella se va encima de mi verga y me la chupa hasta que me la deja bien dura. Luego se pone a cuatro patas en la cama y me pide que se la meta por la panocha. Le doy una gran cogida hasta que la hago acabar.