No mamen cabrones y es que mi sirvienta me aflojo las nachas por 500 vartos, claro cuando mi esposa no estaba, así que la puse a chupar mi verga hasta que me la dejo bien parada, la puse a cuatro patas en la cama y le di una buena cogida por la panocha que me apretó bien rico hasta que me vine adentro.