Mi vecina es toda una puta y le encanta el sexo, así que ella llego a mi casa pidiendo sexo, los dos nos pusimos a coger en la sala de mi casa, donde ella me la chupa bien rico hasta que me la deja bien dura, así que la pongo a cuatro patas y le doy una gran cogida hasta que la hago tener un espectacular orgasmo.