Les dejo con esta pareja chilanga que se fueron a un motel de paso para coger como dios manda, sin preocupaciones ni inhibiciones, así que los dos se encueran y se meten a la cama donde ella se la chupa bien rico a su wey hasta que le deja el pito bien duro y listo para que se la meta hasta el fondo de su panocha hasta que la hace venirse a chorros una y otra vez.