Esta sabrosa mexicana le pone el cuerno a su marido desde hace años pero hasta ahora no la había cachado, pero un buen día estaba bien entrada con este cabron cogiendo en su casa cuando de pronto llego el marido y los cacho en la movida, ella no sabia ni que hacer, aquel se trato de esconder atrás del closet pero no le funciono y seguramente un putazo se ha de ver llegado.