Ay cabron estos dos no tienen respeto por su centro de trabajo y es que se echan un buen palo en la oficina, es ella la que empieza de puta y es que se baja por los chescos y se la mama hasta que le deja la verga bien parada, luego se baja la tanga y se mete los dedos por el culo y ya que tiene un pinche agujero se deja coger tan duro que acaba por tener un rico orgasmo anal.